Cargando...

Freidoras Fagor

¿A quién no le gustan unas patatas fritas bien crujientes? Calentar el aceite, echar las patatas, cerrar la tapa, un par de minutos y… ¡a disfrutar! Así de fácil es cocinar con nuestras freidoras Fagor. Patatas, croquetas, pollo empanado, empanadillas y muchas recetas más. Cada vez son más quiénes tienen una freidora en casa gracias a lo prácticas y fáciles de usar que son.

Freidoras

Entre las freidoras encontramos varios modelos. Tenemos el modelo tradicional con aceite y las nuevas freidoras sin aceite o freidoras de aire para los que buscan un tipo de cocina más saludable. Cada una de ellas tiene sus pros y sus contras, todo dependerá de que estemos buscando. Sin embargo, lo primero es tener en cuenta cuáles son las caraaterísticas principales de las freidoras:

  • Potencia: En las freidoras normales mayor potencia más rápido se calentará el aceite y por tanto el tiempo de cocción será menor. En el caso de las freidoras sin aceite al disponer de varios mototres que junto con un ventilador accionan el aire y lo hacen circular por todo el aparato, cuanto mayor sea la potencia, más rápida será la cocción ahorrando energía.
  • Capacidad: A la hora de elegir que freidora comprar lo primero es saber para cuánta gente queremos cocinar. Hay freidoras pequeñas desde 1L hasta freidoras XL de 5L, dependiendo de que sea lo que necesites.
  • Filtros: Normalmente las freidoras vienen con diferentes filtros para evitar olores pero siempre es recomendable revisar para evitar descontentos.
  • Temperatura: Tanto las freidoras normales como las freidoras sin aceite cuentan conreguladores de temperatura. Dependiendo que es lo que quieras cocinar, es importante mirar cuál es su temperatura máxima y cual es su temperatura mínima.
  • Motor: Un punto muy importante a tener en cuenta es el tipo de motor de la freidora y si es externo o si está incorporado. Cada vez más tienen motores digitales y que lo tienen incorporado dentro del pequeño electrodoméstico por lo que son más compactas y elegantes.
  • Material: Normalmente las freidoras normales suelen ser de plástico o de acero inoxidable mientras que las freidoras de aire son de plástico. Mientras que el plástico es más ligero, el acero inoxidable es más limpio y duradero.

Ventajas de las freidoras sin aceite

Cada día son más las personas que se deciden por empezar una vida con hábitos más saludables. Comida más sana, menos grasas, más ejercicio físico, todo suma para una vida más healthy. Las freidoras sin aceite son una gran opción si quieres empezar a cambiar de hábitos pero sin renunciar a tus recetas y sabores de siempre.

Gracias a su sistema de circulación de aire caliente podrás cocinar todas tus recetas favoritas pero con apenas una cucharadita de aceite. Ahora no tendrás que renunciar a comer croquetas, patatas u otras frituras gracias a nuestra nueva gama de freidoras sin aceite NATURFRY. Además debido a su sistema de convección funciona como un horno, por lo que además de freir podrás cocinar, hornear o incluso dorar alimentos.

  • Ahorro energético: Las freidoras de aire o freidoras sin aceite calientan mucho más rápido que un horno convencional por lo que te ayudan a ahorra energía y dinero.
  • Rapidez y comodidad: Gracias a sus pre ajustes y sus programas podrás preparar todas tus recetas favoritas de la forma más rápida y cómoda.
  • Salubridad: Al no necesitar aceite para cocinar todas las recetas serán mucho más saludables y con muchas menos calorías.
  • Fácil manejo: Las freidoras de aire son muy fáciles de usar por lo que no tendrás ninguna dificultad para aprender a usarlas.
  • Seguridad: Gracias a que estas freidoras no usan aceite, no hay riesgo de salpicaduras ni quemaduras por el aceite
  • Limpieza: Al no necesitar aceite las freidoras de aire son mucho más fáciles de limpiar, los alimentos no desprenden olores y no se quedan pegados.

Preguntas frecuentes Freidoras

>> Como darle un mejor uso a mi Freidora

La freidora cocina todo tipo de alimentos: verduras, carne, pescado, marisco, fruta, etc. Puedes cocinar postres en la freidora: buñuelos, rosquillas, fruta, etc.

Almacena el aceite en la freidora con la tapa cerrada, de modo que se conserve fresco y limpio. Si no vas a utilizar la freidora durante mucho tiempo, almacena el aceite en un recipiente aparte y limpia la freidora.

No mezcles nunca distintos aceites, ya que cada tipo de aceite alcanza la temperatura de fritura en un momento distinto; además esto provocaría emulsiones y desbordamientos durante la cocción.

El tiempo de calentamiento varía dependiendo de los ajustes del termostato, del modelo y el tamaño, entre los 10 y los 18 minutos. Por tanto, será distinto si tienes un modelo con recipiente interior fijo o uno con recipiente interior extraíble. La luz indicadora de la temperatura se enciende cuando la freidora se está calentando. La luz se apaga cuando la freidora ha alcanzado la temperatura.

Los filtros metálicos de carbón deben cambiarse después de haberse utilizado entre 35 y 50 veces, dependiendo del modelo (el indicador de saturación muestra cuándo es necesario cambiar el filtro). Los filtros de espuma deberían cambiarse después de haberse utilizado 20 veces. Si fríes pescado, es recomendable utilizar un filtro aparte y cambiar el aceite después de su utilización. Los filtros Waterclean, fabricados con fibras de carbón, deben lavarse tras 80 utilizaciones (se regeneran después de cada lavado). El sistema Pure Air es un sistema permanente que no necesita cambiarse.

El aceite de la freidora debería cambiarse al menos después de cada 10 usos. El aceite de girasol y de cacahuete deben cambiarse después de cada 5 usos, o si oyes pequeños chasquidos (significa que hay agua en el aceite). Para prolongar la duración del aceite, fíltralo regularmente. Puede que necesites cambiar el aceite con más frecuencia si fríes pescado, marisco o alimentos rebozados.

El aceite debería colarse o filtrarse (mediante filtros de papel, coladores de aceite o espumaderas) una vez ha enfriado y después de cada uso. De este modo, el aceite queda libre de la contaminación anterior. El aceite que se utilice para el pescado debería almacenarse aparte.

a) El aceite no está lo suficientemente caliente. Si tienes un termostato ajustable, asegúrate de que tiene establecida la configuración adecuada para los alimentos que estás cocinando. Si tu unidad no cuenta con un termostato ajustable, asegúrate de que la luz de la freidora se ha apagado, lo que te indica que el aceite está listo para freír.

b) Hay demasiada comida en la cesta. Fríe una cantidad menor de alimentos (en especial cuando se trata de alimentos congelados) para obtener mejores resultados.

c) No has cocinado los alimentos durante el tiempo suficiente. Cocina los alimentos durante unos minutos más y eleva la cesta para comprobar que están crujientes.

a) El contenido de la freidora sobrepasó la señal de llenado máximo (con aceite o alimentos). Comprueba el nivel de aceite. Hay una marca de nivel mínimo y máximo en el recipiente interior.

b) Puede que se hayan dejado caer alimentos húmedos en el aceite. Seca completamente los alimentos o quita el hielo suelto de los alimentos congelados antes de freírlos.

Para obtener mejores resultados recomendamos el aceite vegetal.
No mezcles varios tipos de aceites en la freidora, las temperaturas de ebullición de cada aceite son diferentes.
Si utilizas materia grasa sólida:

  • Córtala en pedazos y fúndela en una olla (a 150 °C) antes de vertirla en la freidora.
  • Nunca derritas materia grasa sólida en el recipiente interior de la freidora.

Sobre todo, nunca introduzcas una barra de materia grasa directamente en la cesta de la freidora.

Los olores desagradables pueden deberse a la utilización de aceite envejecido o de filtros saturados que deben cambiarse. Cambia el aceite, el filtro o ambos.

Pasa a la ventana un poco de zumo de limón o la mitad de una patata cortada antes de cocinar.

El depósito de la freidora debe rellenarse antes de utilizarla y con el aparato desenchufado.
Después de unos cuantos usos, debes ajustar el nivel, siempre con el aparato desenchufado y frío.
No utilices nunca la freidora sin aceite o sin manteca para cocinar.

Normalmente hay dos marcas en el depósito: mínimo y máximo (consulta las instrucciones de uso).
En cualquier caso, no superes el nivel máximo y no eches menos aceite del nivel mínimo requerido.

Tan pronto como el aceite se caliente a la temperatura adecuada para freír (luz piloto apagada).

Algunos modelos incluyen un termostato de varias posiciones que te permite elegir entre diferentes temperaturas de cocción. La posición inferior regula el aceite en aproximadamente 170 °C / 338 °F, la posición superior a 190 °C / 374 °F. El ajuste inferior puede utilizarse al cocinar alimentos delicados que no toleran bien temperaturas más elevadas (setas, algunos tipos de pescado). El ajuste más superior proporcionará excelentes resultados al freír en aceite abundante patatas, carne, alimentos congelados preparados, verduras, etc.

Introduce los alimentos en la cesta respetando la marca de llenado máximo que figura en las instrucciones.
Para conseguir incluso una comida más sabrosa, te recomendamos llenar hasta la mitad en lugar de hasta la marca de llenado máximo.

>> Mantenimiento y limpieza

  1. Espera a que la freidora se enfríe por completo.
  2. Vierte el aceite en un recipiente aparte (es un buen momento para colar el aceite o cambiarlo por aceite nuevo).
  3. Extrae el filtro y la tapa de la freidora (consulta las instrucciones específicas de cada modelo). La tapa debe limpiarse con agua caliente y jabonosa, y debe secarse a conciencia. Algunas tapas pueden lavarse en el lavavajillas (consulta las instrucciones específicas de cada modelo).
  4. Cambia el filtro (Consulta la periodicidad en las instrucciones según el modelo).
  5. El recipiente interior extraíble (según el modelo) debe limpiarse con agua caliente y jabonosa, y debe secarse a conciencia. Además, puedes meter el recipiente interior en el lavavajillas. No utilices productos abrasivos. Si la válvula tiene un sistema de filtrado no olvides limpiarla.
  6. Los recipientes interiores fijos deben limpiarse con papel absorbente. Llena el recipiente interior de agua tibia con líquido lavavajillas hasta la mitad (Nunca sumerjas en agua la freidora, el cable ni el enchufe). Para fregar el interior, puedes utilizar una esponja que no sea agresiva. Asegúrate de que el agua no se desborda por la parte exterior de la freidora ni entra en contacto con las resistencias.
  7. Vierte el agua, aclara solo el interior y, a continuación, sécalo a conciencia para no mezclar agua con el aceite.
  8. La parte exterior de todas las freidoras puede limpiarse pasándole una esponja húmeda. Es recomendable hacerlo después de cada uso.
  1. Cambia con regularidad el aceite (8-10 usos).
  2. Retira las partículas quemadas del fondo de la freidora (residuos de cocción) después de cada uso con el din de mantener el aceite en condiciones óptimas durante más tiempo.
  3. Cambia con regularidad (*según el modelo) o limpia el filtro: si no lo haces, el filtro se atascará y evitará que el agua se drene durante el uso.
  4. Limpia con regularidad tu freidora según las precauciones de uso en las instrucciones.

Pon el aceite usado en un recipiente hermético y deséchalo (consulta a tu servicio de reciclaje local, ya que la recogida de residuos y la infraestructura difieren de una región a otra. La capacidad para procesar reciclables varía dependiendo del servicio de reciclaje local).
No lo vacíes en el fregadero.

>> Asistencia Técnica

El agua y el aceite no son mezclables: si se mezclan y se calientan en exceso, la evaporación repentina del agua puede provocar salpicaduras de aceite.
Si la freidora hace ruido, esto indica que en su interior hay agua. El ruido está causado por la evaporación del agua.
En cuanto oigas estos chasquidos, cambia el aceite. Si no cambias el aceite, empezará a salpicar.

Después de haber seguido las instrucciones del manual del usuario para poner en funcionamiento el aparato, asegúrese de que el enchufe funciona, conectando otro aparato eléctrico. Si sigue sin funcionar, no intente desmontar ni reparar el aparato usted mismo y póngase en contacto con el departamento de atención al cliente.

No utilice el aparato. Para evitar riesgos, póngase en contacto con el departamento de atención al cliente.

>> Otras Preguntas

  1. El agua y el aceite no son mezclables: si se mezclan y se calientan en exceso, la evaporación repentina del agua puede provocar salpicaduras de aceite.
  2. Retira siempre el exceso de agua de los alimentos antes de freír para garantizar que la cantidad de agua en el aceite se mantiene al mínimo.
  3. No pongas nunca alimentos (en particular, alimentos congelados) directamente en la cesta o por encima de la freidora, ya que el hielo introducirá agua en el aceite.
  4. No cubras la cesta freidora con la tapa después del uso, ya que esto puede producir condensación en la freidora.
  5. No permitas que la condensación de la tapa gotee en la freidora.
  6. No almacenes ni utilices nunca la freidora en el exterior, ya que esto produce condensación.

La freidora no debería nunca ponerse en marcha con niveles de grasa que sobrepasen la marca de llenado máximo, esto provocaría un desbordamiento.
Elimina la grasa sobrante con un cazo.

Tu aparato contiene numerosos materiales recuperables o reciclables. Déjalo en un punto local de recogida de residuos.

Si crees que falta una pieza, llama al Centro de Servicio al Consumidor y te ayudaremos a encontrar una solución adecuada.

Consulte una información más detallada en la sección de Garantía de este sitio web.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Te mantendremos informado de todas nuestras novedades